La magia del Cempasúchil

 

Las festividades de Todos Santos siempre las asociamos con el cempasúchil o flor de muertos, un verdadero ícono de la celebración.  Su nombre científico es Tagetes erecta y 

la palabra “cempasúchil”, como tal, proviene del náhuatl que significa 'veinte flor' o 'flor de veinte pétalos'.

 

De color naranja u amarillo intenso, esta aromática flor es originaria de México y de algunas regiones de Centroamérica, tan solo en nuestro país existen hasta 30 variedades y se cultiva en 11 de los 32 estados.  La también llamada cempaxóchitl sólo florece después de la época de lluvias y puede llegar a medir hasta un metro de altura, mientras que sus botones pueden medir más de cinco centímetros de diámetro. En México cada año se cosechan casi 2 millones de flores para la celebración del Día de Muertos.

Sabemos que la celebración de los muertos es de origen prehispánico; de hecho se ha confirmado que desde hace más de tres mil años comunidades indígenas como la Mexica, Mayas, Purépechas y Totonaca ya realizaban rituales para honrar a sus difuntos.

 

La tradición dice que los mexicas comenzaron a utilizar la flor de Cempasúchil con la intención de adornar las tumbas pues pensaban que la flor podía guardar en sus corolas el calor de los rayos solares y así iluminar el camino de retorno de los muertos. La costumbre indígena se ha mantenido y se siguen utilizando las flores, no sólo como un adorno en altares y tumbas, sino también para marcar el camino que facilite el retorno de las almas a la tierra, a través de un camino hecho con los pétalos de las flores acompañado de velas y de distintos objetos en forma de ofrenda.   Tradicionalmente los pétalos de cempasúchil se colocan marcando el trayecto de la casa al cementerio.

 

Los aztecas también usaban este tipo de flor para empolvar la cara de sus presos antes de que fueran ejecutados porque pensaban que era una forma de evitar que “sintiesen la muerte”.

 

Aunque existen varias leyendas prehispánicas relacionadas con la flor de cempasúchil, me gustaría compartirles ésta que me pareció muy romántica y que se ilustra en este video

Además de su función decorativa, la cempasúchil -conocida en Estados Unidos como Mary Gold-, también ha sido aprovechada para fabricar insecticidas y ciertos medicamentos que nos recuerdan el uso que los antiguos mexicanos también le dieron como parte integral de su medicina tradicional. Por ejemplo, ha sido utilizada para aplacar los cólicos estomacales, pues es sabido que un té preparado con los botones y tallos de esta flor puede también detener la diarrea, vómito y la indigestión.

En fin, la flor de cempasúchil no es sólo un deleite a la vista, sino también uno de los elementos representativos de nuestra tradicional fiesta mexicana que cautiva y llama la atención del mundo entero. Por esto y todo lo que rodea la celebración del Día de muertos, el 7 de noviembre de 2003 en París, la UNESCO declaró a esta festividad, obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad.

 

¡Festejemos el día de muertos y celebremos la vida siempre con flores!

 

-Yaya-

Please reload

Recent Posts

April 18, 2017

Please reload

Archive
Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon

©2016 copyright yayaflowers&wine