Vinos de primavera

 

Fresco por las mañanas, sol brillante al medio día y calorcito por la tarde.  Sí, ya estamos en plena primavera, temporada en que las flores lucen en su esplendor y con el clima ideal para organizar encuentros con amigos al aire libre, prolongar la sobremesa en el jardín y - por qué no-  también para declararle tu amor a esa persona especial regalándole un bouquet de flores y degustando un buen vino.

Pero ¿qué vinos se recomienda descorchar en estos días calurosos? En primavera nuestros sentidos se agudizan y comienzan a "pedir" vinos más livianos en estructura. Una recomendación que no falla son los vinos espumosos; las burbujas siempre nos refrescan y también se pueden mezclar con otras bebidas para hacer elegantes cócteles.

 

¡Viva el rosado!

 

El vino rosado está de moda. Pero ¿cómo se elaboran estos vinos que están “a medio camino “entre ser blancos y parecer tintos?

 

Los rosados, se elaboran con uvas tintas, como la Tempranillo, Syrah, Cabernet Sauvignon, etc. solo que en el proceso de la maceración, el mosto tiene contacto por pocas horas con los hollejos (piel de las uvas) solo el tiempo justo para obtener el color deseado. El abanico de colores de los rosados va desde el salmón claro hasta el frambuesa o fresa.

 

Se piensa que una botella de vino rosado se puede guardar igual que un vino tinto o blanco, pero estos son diseñados para beberse en el mismo año de su cosecha, cuando mucho tres años después, para poder apreciar al máximo sus virtudes. ¿Sabían que México posee un clima perfecto para beber vinos rosados? contrario a lo que muchos piensan no son siempre “ligeros y dulzones” los hay secos, untuosos, suaves y potentes. En nariz son muy frutales con notas de frutas rojas como cereza, fresa, frambuesa, arándanos, melón, chabacano o algunos cítricos como toronja o limón, también pueden presentar notas lácticas o a hierba fresca.  En algunos casos son florales y en otros casos, dependiendo de su origen, presentan sabores a minerales.

 

En boca son frescos y de buena acidez; los de color más intenso pueden tener la sensación de astringencia propia de los taninos porque durante su elaboración estuvieron más tiempo en contacto con el hollejo o cáscara de la uva. Mi recomendación es que siempre los beban bien fríos, entre los 6 y 8 grados centígrados, sin embargo a los rosados de color más intenso y de mayor cuerpo les conviene una temperatura más elevada como de 10 grados, que es la ideal para apreciar mucho mejor sus aromas afrutados; a los más ligeros y los más dulces podemos bajarles la temperatura hasta unos 8 grados, sin embargo es muy importante que la temperatura no baje nunca de los 6 grados, ya que así de frío, las papilas no captan adecuadamente los sabores y un buen vino puede convertirse en un simple refresco helado.

 

¿Con qué comida acompañarlos?

 

Los rosados son versátiles;  los más suaves van de maravilla con ensaladas, pastas y platillos no muy complejos. Los que tienen más estructura pueden maridar muy bien la comida mediterránea y también con la mexicana, además por su acidez van muy bien con carnes frías, patés o lechón.

 

Les recomiendo que cuando el vino sea ligero y con buena acidez busquen platillos igualmente ligeros y con acidez como mariscos, pescados blancos o una pasta con tomate y alcaparras; pero si el vino no es tan ligero y se siente cremoso, combínenlo con quesos blancos, paellas o pastas con salsas cremosas. Un vino intenso y especiado puede maridarse con pato, pizzas, cochinita pibil o pipián y los más dulces busquen acompañarlos con platos agridulces como los de la comida china o moles achocolatados.

 

 

 

Ahora los invito a disfrutar la primavera con sus amigos y sus amores brindando con un refrescante vino blanco o rosado. Y sin más les comparto mis 5 recomendaciones de vinos para degustar durante esta primavera:

 

 

Chasselas del Mogor 2009: Es considerado un clásico en la enología mexicana, proveniente del Valle de Guadalupe. Mogor Badán no tiene competencia, porque es el único que fabrica este tipo de vino. Es discreto, con notas cítricas de manzana verde, piña y durazno que entregan una acidez fresca, elegante y equilibrada. Su temperatura debe variar de 10 a 12 grados.

 

 

 

 

 

 

 

Brut Rosé Pata Negra: Este cava ha sido elaborado bajo el estricto método tradicional, en el cual la segunda fermentación tiene lugar en la botella. Siendo envejecido en perfectas condiciones de frio y tranquilidad en cavas subterráneas durante un mínimo de 12 meses. Es rojo fresa pálido, con burbuja persistente de pequeño tamaño que se vadesprendiendo lentamente formando una ligera corona, en nariz tiene claros aromas primarios de grosellas y en boca es fresco y estructurado con buena acidez. Muy indicado para tomar a cualquier hora como aperitivo. Se sirve muy frío.

 

 

 

Voria Platinum: Vino moderno con notas con reflejos metalizados y una combinación de burbujas uniformes con aroma de flores blancas, toronja y cáscara de naranja. Con base de uva moscatel y aditivos naturales.

 

 

 

 

Cune Rueda: Un vino blanco con Denominación de Origen Rueda, elaborado con las variedades Verdejo y Sauvignon Blanc. Con un elegante color amarillo pálido, este vino es tiene muy presentes las notas a frutos tropicales con toques cítricos y herbáceos. Es fresco y muy amable en boca, con un prolongado postgusto afrutado. Se recomienda acompañar con mariscos y pescados.

 

 

 

 

 

G.H Mumm, Rosé: El Mumm Rosé nació en 1957, originalmente con el nombre de Cordon Rosé y con una rosa del artista japonés Léonard Foujita como emblema. Es un champagne fresco, equilibrado e intenso, con un sutil apunte de frutos rojos en su expresión aromática. Tiene la calidad que caracteriza a todas las cuvées de la maison G.H. Mumm y resulta un acompañamiento ideal para cocinas exóticas y especiadas.

 

¡¡ Salud !!

 

-Yaya-

 

Please reload

Recent Posts

April 18, 2017

Please reload

Archive
Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon

©2016 copyright yayaflowers&wine